La polémica del beso

Siempre en esa controvertida línea de transgresión a la que nos tiene ya acostumbrados, Benetton vuelve con UNHATE, una nueva campaña de comunicación que combate la “cultura del odio” y promueve “el acercamiento entre pueblos, creencias, culturas y la comprensión pacífica de las razones del prójimo”.

Una original acción comunicacional de trascendencia mundial que surge al amparo de la fundación del mismo nombre creada por el Grupo Benetton con el objetivo de contribuir a la creación de una nueva cultura de tolerancia que contrarreste el odio a partir de los valores fundacionales de la firma italiana. Una iniciativa englobada en la reconocida estrategia de responsabilidad social corporativa de Benetton que intenta hacer de UNHATE una herramienta de reflexión que inspire a los actores sociales fundamentales a movilizarse y manifestarse en contra de todo aquello que genera y alimenta el odio. Ese sentimiento oscuro que, según Alessandro Benetton, Vicepresidente Ejecutivo de la compañía, “nace principalmente del ‘miedo al otro’ y de aquello que se desconoce”.

Vídeo oficial de la campaña presentada el pasado 16 de noviembre en París. Del director francés Laurent Chanez, la película UNHATE “narra el equilibrio precario y las tramas intricadas entre la incitación al odio y las razones del amor”.

Un nuevo proyecto de comunicación que insiste en la vertiente social y humanitaria que la firma italiana siempre ha defendido a través de su estrategia de responsabilidad social corporativa y sus polémicas acciones publicitarias, y que hace del beso, símbolo del amor por excelencia, el tema central de esta nueva campaña que no dejará indiferente a nadie.

De hecho, en apenas unos días desde que la campaña se hiciera pública, UNHATE ha alimentado el debate y ha despertado las antipatías de actores destacados del panorama social como el Vaticano o el gigante asiático. Al parecer, no han terminado de entender las buenas intenciones de paz de Benetton con esta iniciativa y han malinterpretados los ‘inocentes’ fotomontajes de sus gráficas como un insulto y una profunda falta de respeto hacia personalidades como el papa Benedicto XVI o el líder chino Hu Jintao.

La firma italiana lamenta haber herido la sensibilidad de la Santa Sede a través de la utilización de la imagen pública de su Santidad en su campaña publicitaria.

Tanto es así que, ante las quejas de la Santa Sede, la firma ha decidido retirar de inmediato la falseada instantánea en la que su Santidad se besa en la boca con el imán Ahmed Mohamed al Tayeb. Por su parte, la férrea censura china no ha dudado en actuar contra esta debatida campaña haciendo desaparecer por completo de la red el falso beso entre Hu Jintao y el presidente Obama.

 

A pesar de la censura, los internautas chinos elogiaron la originalidad del mensaje de paz y amor que Benetton intenta transmitir con UNHATE.

Pese a la desaprobación de Washington, el presidente estadounidense repite beso con Hugo Chávez.

El KISS WALL de UNHATE recoge aleatoriamente los mejores besos de los usuarios en la página web de la fundación.

No es la primera vez que Benetton desafía las normas establecidas con las más polémicas campañas publicitarias en defensa de profundas causas sociales y humanitarias como en este caso, el amor y la tolerancia. ¿Qué opináis de la nueva provocación de Benetton? ¿Creéis que es sólo eso o que de verdad hay un auténtico trasfondo de responsabilidad social en este proyecto?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s