Beyoncé, Heat y su spot censurado

Hace unos días, mi buena amiga y fiel compañeras de locuras Mercedes, me envió el enlace a las siguiente noticia: ‘Censuran el anuncio de Heat, el primer perfume de Beyoncé’. Instintivamente, en respuesta al impulso provocado por las palabras ‘censura’ y ‘anuncio’ en mi mente de publicitaria, cliqué para ver el contenido de la información.

En principio, todo apuntaba al procedimiento de censura normal: anuncio escandaliza a la opinión pública, ésta se queja encarecidamente y en consecuencia, los responsables del contenido televisivo del Reino Unido en este caso, se ven obligados a censurar. Hasta ese punto, todo era comprensible, pero evidentemente, no podía emitir ningún juicio de valor sin haber visualizado el spot en cuestión. Eso sí, recibida la información, no me faltaban ganas de echarle un vistacillo.

Así que pincho el enlace al vídeo colgado en Youtube que acompaña a la noticia y me encuentro con una Beyoncé espectacular con un precioso y resbaladizo vestido de satén rojo acariciando sus voluptuosas curvas huntadas de aceite al rítmo de una más que sensual versión del clásico ‘Fever’.

Publicidad gráfica del perfume.

Sí, lo admito, la cosa está que arde y Beyoncé más sexy que nunca, pero me reafirmo en cuestionarme algo sobre lo que llevo reflexionando mucho tiempo: ¿qué hay de malo en ser sexy?

Puede que sea cierto eso que he leído por ahí de que Beyoncé está demasiado ‘buena’ para los ingleses, puede que no estén preparados para sus sensuales curvas y sus contoneos felinos, pero ¿no es un poco exagerado censurar el anuncio? En cualquier caso, al menos el spot no ha sido retirado del todo, sino que los responsables del contenido televisivo en Reino Unido se han limitado a prohibir su exhibición en horario infantil, o lo que es lo mismo, antes de las 19.30 horas.

Aquí os dejo el vídeo para que juzguéis por vosotros mismos. En mi opinión, Beyoncé simplemente se ha servido de todas sus armas (que son muchas y muy bonitas) para seducir al consumidor e incitarle (nunca mejor dicho) a la compra de su perfume. ¿No es éste el objetivo último de la publicidad? Sea como fuere, no creo que este anuncio sea vulgar ni de mal gusto, ni creo que, en la sociedad en la que vivimos, ningún niño inglés se vaya a escandalizar por ver asomando el pecho de Beyoncé. ¿Qué opináis vosotros?

Eso sí, si el objetivo era boicotear de alguna forma el lanzamiento del primer perfume de la cantante, lamento decir que, lejos de perjudicarla, el morbo despertado en torno a la censura de la campaña publicitaria no ha hecho más que alimentar el deseo de compra del consumidor. Y si no, esperaremos a ver qué dicen las cifras de venta del susodicho perfume tras la campaña de Navidad.

Anuncios

4 Respuestas a “Beyoncé, Heat y su spot censurado

    • Jolín, un comentario inesperado ante un anuncio tan criticado…me gusta no, me encanta!

      Gracias Elena!

  1. ¿Pero qué les pasa a estos ingleses?
    Me esperaba a Beyoncé haciendo porno por lo menos.
    Esta mujer aparte de sexy es muy elegante y el anuncio no tiene na malo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s