Zara, ¿el top manta de la moda?

Ayer tuvo lugar la jornada inaugural del curso ‘La moda española: un sector en expansión’ de la Universidad de Verano Rafael Altamira de Alicante en la que, en cuatro días, se hará un repaso a las circunstancia de este mundillo. Como no podía ser menos, yo tenía la obligación moral de estar allí y hoy vengo con las primeras conclusiones, o dudas existenciales, tras las primeras conferencias.

Sin duda, la ponencia del diseñador e ilustrador de moda Ángel Vilda de l’Institut Català de la Moda marcó el curso de la primera jornada, pues con su humor ácido y su afán por cambiar el mundo en el que trabaja, nos despertaron de nuestro letargo.

Si algo dejó claro a lo largo de su presentación es que detesta la idea de negocio que un día hizo de Amancio Ortega uno de los hombres más influyentes del sector. Según dijo, la  moda pronta o fast fashion de grandes imperios como Inditex es una de las grandes lacras de la moda que está ocupando la mayoría de sus edificios emblemáticos y acabando con su identidad.

Sin embargo, según Vilda, lo más preocupante de este tipo de negocio es que su éxito recae en el hecho de que venden copias baratas de las creaciones de grandes firmas y diseñadores.

Lo que para el público medio es la democratización de la moda que nos permite tener ropa bonita a buen precio, para Vilda es un delito en la línea de la descarga ilegal de música gratis por Internet.  Y por supuesto, la gran mayoría de la población consumidora en mayor o menor medida del producto Inditex, somos complices de este delito que está acabando con la moda.

Puedo llegar a entender su postura como profesional del sector que busca un ideal del mundo al que dedica su vida, pero me pregunto qué podemos hacer al respecto aquellas personas que disfrutamos con la moda y no nos podemos permitir vestir grandes firmas. ¿Acaso no tenemos derecho a seguir las tendencias sin hipotecar nuestra vida?

Su solución a este conflicto pasa por customizar nuestra ropa para conseguir aquellos diseños que anhelamos y no podemos conseguir, pero ¿no sería ésta otra forma de copia que atentaría contra la creatividad y la propiedad intelectual de los profesionales?

No sé cuál puede ser la solución a este problema, lo que sí sé es que yo, como la mayoría de la población, no concibo una tarde de shopping sin repasar los percheros de cualquiera de las firmas del todopoderoso Inditex. No hay duda, somos el resultado de una tiranía de consumismo impuesta por los grandes imperios de fast fashion para generar en nosotros la necesidad de comprar moda barata y pasajera casi a diario.

Puede que intentemos negarlo, pero inconscientemente, como sociedad consumista, nos hemos convertido en el mayor éxito del marketing en el sector. ¿Y quién soy yo para criticar nada, si me estoy formando para convertirme en uno de esos maléficos profesionales que juegan con las conciencias de las personas para hacer de ellos simples animales consumistas? Y no sólo eso, yo misma soy víctima reconocida del consumismo más puro. Soy víctima de mis propias armas.

Anuncios

4 Respuestas a “Zara, ¿el top manta de la moda?

  1. Entiendo ambas posturas, pero creo que aunque soy consumidora fija de ZARA, inditex podría seguir las tendencias sin “metrallear” literalmente los diseños de otros.
    Puede buscar inspiración y diseñar con tendencia, pero l oque hace no es diseñar, es copiar a otros que lo hacen. Y creo que, Inditex paga a diseñadores, llenos de cretividad, gente joven que seguro podría crear piezas deseables, pero les “obligan” a seguir unos cánones, crear diseños que ya se han hecho de esperar, como cuando vemos la colección de Cholé, o en Balmain, o en Marchesa….todas sabemos que con paciencia, esas piezas estarán similares en los percheros de Zara.

    Este tipo de cosas, no nos duele tanto hasta que no nos toca a nosotros mismos.

    Como cuando un periodista es copiado por otro escritor y le “roba” sus palabras, o cuando un artesano crea un dibujo, y le roban sus trazos, o una chica trabaja para crear una imagen en su blog y la plasman en una camiseta sin su consentimiento…. todo es admisible para democratizar el mundo, pero con ciertos limites, derechos y respeto.

    Es mi opinión, en definitiva, se puede diseñar para las masas, pero para ello, no es necesario “FUSILAR” a los diseñadores de los originales, para eso existe la inspiración sobre los grandes creadores.

    Un beso!

    • Tienes toda la razón Mar. Nos merecemos moda inspirada en las tendencias presentadas en las pasarelas a buen precio, pero también los diseñadores y creadores merecen que se respete su trabajo. Además, no me cabe duda de que entre las filas de empleados del grupo Inditex hay grandes diseñadores capaces de hacer sus propias creaciones sin copiar a nadie. En conclusión, creo que es lícito que Inditex se inspire en los grandes diseñadores para sus creaciones, pero sin copiar o ‘fusilar’ como dices, su trabajo.

      ¡Gracias!

    • Y yo sigo pensando que me encantaría poder vestir ropa de firma, pero hoy por hoy, sigue sin estar a mi alcance… ¡Gracias por tu comentario Ángel! Me encantó tu exposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s